CAPACITACIÓN EN COBRANZAS

Capacitación en gestión de cobranzas. Capacitación y entrenamiento de cobradores.

Capacitación para reducir los tiempos de cobranzas.

 

 

 

Inicio ContactoBuscar en el sitio

Noticias y novedades de cobranzas


El Imperio Romano inició los paraísos fiscales

 

El Imperio Romano inició los paraísos fiscales


Por Advertorial
2 de septiembre de 2017

 


Paraísos fiscales: ¿un mal secreto del mundo moderno que ha consumido el sistema financiero mundial? ¿O una práctica tan antigua como el dinero mismo de la cual las élites se han servido para perpetuar su estatus?

Si bien proteger las riquezas de las garras de Hacienda ha sido siempre una de las prioridades de los ricos de cualquier reino, imperio o villorrio desde la más remota antigüedad, los paraísos fiscales tal como los conocemos hoy —naciones o regiones soberanas que ofrecen a los pudientes el sueño de evitar los impuestos y la promesa añadida de no contárselo a nadie— no aparecieron hasta el siglo XIX.

Asimismo, tendrían que pasar otros cien años para que sus repercusiones se hicieran notar, propiciando que se alcanzaran cotas históricas de desigualdad.



Por qué los ciudadanos del Imperio romano odiaban los impuestos


Para entender mejor la compleja relación que existe entre ciudadanos, gobierno e impuestos, conviene remontarse al Imperio Romano, época en la que —como evidencian la Biblia y algunos estudios científicos— los recaudadores de impuestos eran tan odiados como los abogados en la actualidad.

Los antiguos romanos se las ingeniaban de mil maneras para ocultar su dinero de los ojos del imperio; se dice incluso que muchos llegaban a enterrar sus pertenencias más valiosas cuando los publicani llamaban a su puerta para cobrar los tributos. Por eso es relativamente común encontrar monedas enterradas en los lugares más extraños, como por ejemplo en el Teatro Romano de Zaragoza. En cualquier caso, el gobierno de Roma se dio cuenta de que podía ganarse el favor de determinadas personas aplicando un rasero distinto a la hora de cobrarles impuestos.

Los representantes de la empresa offshore Sovereign Management and Legal Ltd arguyeron, casi jactanciosamente, que "en la Antigua Roma eran verdaderos maestros en el uso de zonas libres de impuestos, una especie de áreas empresariales primitivas", y añadieron que "en Roma a menudo se servían de las políticas tributarias para premiar a los amigos y castigar a los enemigos. Era también habitual que las ciudades leales al Imperio obtuvieran exenciones fiscales". Las que no, debían pagar como cualquiera.

Lo que no mencionan es que los elevados impuestos que aplicaba el gobierno y las medidas desesperadas de sus ciudadanos por evadirlos se señalaron posteriormente como las principales razones de la caída del Imperio Romano.

El nacimiento de los no residentes


Avanzamos varios siglos y viajamos a otro de los imperios más formidables de la historia, en el que se decía que nunca se ponía el sol: el Imperio Británico. Su gobierno animaba a los ciudadanos a establecer plantaciones en las colonias con la promesa de no gravar las ganancias que obtuvieran allí.

Aquellos colonizadores británicos fueron los primeros no residentes de la historia: trabajaban y vivían en territorio perteneciente al imperio, pero no estaban sujetos a su sistema tributario. Actualmente, se calcula que 130.000 personas siguen beneficiándose de este resquicio de la era colonial.

En el caso de las colonias españolas, se pagaban más impuestos, aunque también es verdad que al inicio de la colonización los impuestos eran casi inexistentes para fomentarla.

Según el diario The Guardian, si eres rico y capaz de convencer al HMRC —el departamento recaudador de impuestos de Gran Bretaña— de que, pese a ser británico y vivir y trabajar en el Reino Unido, realmente no resides ahí porque tampoco tienes intención de morir ahí, las ventajas de las que te podrías beneficiar son sustanciosas: todo ciudadano en esta situación tiene la posibilidad de guardar su dinero en el extranjero, lejos del fisco británico y al margen de la ley.

Pero la figura de los no residentes no es lo único que queda de aquella antigua Mancomunidad Británica de Naciones. Según el diario El Mundo, la dominación británica se ha mantenido viva en forma de la mayor red de paraísos fiscales del mundo.

Lo único que ha cambiado, según se asegura en este artículo de la revista Foreign Policy, "es el centro de interés, que ha pasado de la conquista del mundo al blanqueo de dinero en islas del tesoro distribuidas por todo el planeta, en las que se ocultan cofres de oro de líderes corruptos, evasores de impuestos, narcotraficantes y quebrantadores de embargos. La ONG Oxfam calcula que con todo el dinero que se deja de recaudar por estar en paraísos fiscales podría acabarse con la pobreza mundial dos veces".

El paraíso fiscal de los nazis

Si bien los no residentes en Reino Unido deben a sus antepasados coloniales los beneficios que les permiten mantener sus riquezas en la actualidad, también deberían conceder cierto reconocimiento al Congreso de Viena de 1815, en el que se admitió la neutralidad de Suiza, lo que la convirtió en el primer país offshore.

La pequeña nación alpina no solo se ha mantenido al margen de cualquier conflicto bélico, sino que ha pasado a ser uno de los mejores lugares en los que poner a buen recaudo tu dinero, sobre todo si te interesa que además esté protegido por las leyes de secreto bancario más férreas del mundo.

En el siglo XIX, sin acceso al mar ni flota naval con la que conquistar nuevos territorios, Suiza se dio cuenta de que su única baza era la neutralidad, según afirma el Índice de Secreto Financiero (ISF). La estrategia surtió efecto y las entidades bancarias del país recibieron un verdadero aluvión de dinero tras la Primera Guerra Mundial.

"Suiza resultaba atractiva no solo por su seguridad, sino por su fiscalidad", explican portavoces del ISF. "Ante la subida de impuestos de muchas naciones para recuperarse de las pérdidas económicas causadas por la guerra, numerosos ciudadanos europeos pudientes se llevaron su dinero a Suiza para evitar tributar su parte".

Veintiún años después, otra guerra mundial llevó a Suiza una nueva oleada de riquezas, esta vez en forma del botín de guerra capturado por los nazis. "Los banqueros suizos lo guardaron todo sin hacer preguntas y haciendo caso omiso a la aversión generalizada que causaban Hitler y su régimen", añaden desde el ISF.

Los tentáculos de los paraísos fiscales

El experto en fiscalidad Nicholas Shaxson cuenta que Meyer Lansky, socio de Al Capone, se obsesionó con mover el dinero de la mafia a través de paraísos fiscales. Y así lo hizo, empezando por Suiza y extendiendo sus cuentas hasta Cuba y las Bahamas.

Durante la década de 1950, el Imperio Británico había quedado seriamente menoscabado por la guerra, y las colonias que todavía poseía empezaron a transformarse en centros financieros clandestinos en los que, cuenta Shaxson, "los operadores del sector privado, que hacían y deshacían a sus anchas, empezaron a tomar las decisiones".

Así los paraísos fiscales se consolidaron en el corazón de la economía mundial, y "sus tentáculos lo alcanzan prácticamente todo", añade Shaxson.

No obstante, hoy los paraísos fiscales no actúan con la misma impunidad que antaño. El pasado año, un equipo internacional de más de 400 periodistas de investigación destapó el mayor escándalo financiero de la historia revelando documentos del bufete de abogados Mossack Fonseca, en los que aparecían nombres de políticos y jefes de estado de 143 países, a los que la compañía supuestamente ayudó a evadir su capital mediante la apertura de cuentas opacas.

Los Papeles de Panamá, como se han dado en llamar, han sacado a la luz un entramado de empresas offshore, establecidas con el único propósito de facilitar la evasión de impuestos a las élites de todo el mundo.

Tras conocerse el escándalo, los ciudadanos de Islandia salieron a la calle para exigir a su Primer Ministro que renunciara al cargo, mientras que el Gobierno ruso aseguró que no existía ninguna prueba que respaldara esas alegaciones. En España, los medios de comunicación también dieron a conocer una gran cantidad de nombres implicados en el caso.

 

 

 

Fuente: http://www.infobae.com/america/vice/2017/09/02/en-el-imperio-romano-iniciaron-los-paraisos-fiscales/

 

 

Capacitación en cobranzas. Cursos y talleres de cobranzas. Libros de cobranzas. Videos de cobranzas

www.capacitacioncobranzas.com

 

Diseño página web Posicionamiento SEO  |  Otros trabajos de diseño web